sobre mí




Mujer casada, la segunda de cuatro hermanas, mi padre falleció llevándose mucho de mi, mi madre también ha fallecido hace un año y mi suegra aun no lo hace. Amo el campo, los colores ocres y rojos del otoño, las flores de los árboles frutales me alucinan, el mar desde los acantilados, la lluvia, la nieve, todo lo romántico forma parte de mi.

Casada desde los 18 años, cuatro hijos maravillosos sin los cuales mis días no hubiesen sido lo mismo.  Tengo cuatro nietos a los que daría mi vida si fuera necesario, simplemente los amo...  

Agradezco a mis hijos Carlos y David los dos viajes más maravillosos que jamás tendré, Londres y Edimburgo se metieron en mi corazón y me lo robaron.  Fue maravilloso, esa plaza Picadilly, ese puente, ese mercado Camden Town (os suena) y Portobello con Noting Hill. Edimburgo es un cuento de hadas, sus calles siguen empedradas como si los años no hubiesen pasado, su castillo y la calle  Royal Mile, con sus fiestas en agosto... ainsss, siempre me digo que volveré pero sería incapaz de ello sin ir con las personas que lo hice en su día, sería muy depresivo.

Mis otros dos hijos Eva y José Antonio, son los mayores y los que me han dado a mis nietos queridos, Mi hija me apoya mucho emocionalmente y en realidad siempre están todos a mi lado, son lo mejor que me ha pasado junto a mi marido, ellos cuentan conmigo y mi teléfono siempre suena con su voz....yo les ayudo, solo eso es importante para mi!!. Un agradecimiento a mis nueras y yerno que son lo mejor que mis hijos han podido encontrar. Gracias por estar a su lado!.

Trabajadora desde los 12 años de edad, mi niñez transcurrió de trabajo en trabajo (entonces se podía cambiar), hasta que di con un horno de bollería, el cual estaba en un sótano.

Desde que la vida me enseño que no me podía quedar en casa cuidando de mis hijos los cuales se llevaban 5 años del mayor al pequeño (si!! ya lo se un horror, que no error), busqué trabajo de lo que fuera. Cocinaba para la familia de un abogado y los pocos trabajadores que tenían, marché a casa de unos condes en el paseo de la castellana, les cocinaba y hacia labores de casa.

Después estuve en comedores escolares, guarderías, restaurantes, es en estos últimos donde mi vida profesional se abrió ante mi.

Muchos restaurantes pasaron a formar parte de mi vida, les he dado lo mejor de mi. Trabajaba 12-14 horas sin quejarme, era mi pasión!! Llegué a lo más alto que se puede llegar sin haber pasado por una escuela de cocina, bien pagada y bien considerada.

Mi cargo requería elaborar los menús y cartas.  Tenía mi equipo de cocina, 5 personas a mi cargo a las que las guardo un buen recuerdo.

Hoy solo quiero felicidad para los míos y un poca de paz en nuestras vidas.




Una mención especial a la persona que ha echo realidad este blog, gracias Maya, ha quedado genial!! tu tiempo ha valido la pena. Disculpa si te he molestado mucho sorry. Eso es querer ser única, gracias de todo corazón.