viernes, 14 de junio de 2013

LUBINA A LA SAL PASO A PASO.


LUBINA A LA SAL PASO A PASO





Que tal amigos!!!
No me he pasado estos días por el blog porque estamos de hospitales con mi querida suegra. Ya es mayor y se ha caído de la cama, se ha roto seis costillas y tiene insuficiencia respiratoria; con lo que la pobre está muy dolorida y nos han dicho que siempre hay un antes y un después en estos casos de personas mayores.

Esta receta ya se que la sabréis de memoria, pero yo la tengo que tener en mi blog, precisamente por eso por ser sencilla, ya os he dicho que mi blog trata de eso, de ser sencillo y para nada lioso, ni con fotos ni con ingredientes ni dada de nada que os pueda liar, que ya tenemos bastantes líos en nuestra vida diaria.

Os pongo un paso a paso con fotos para que veáis que es más sencillo de lo que parece.


INGREDIENTES:


  • 1 LUBINA GRANDE( SIEMPRE SALE MÁS JUGOSA ) ENTERA Y SIN LIMPIAR DE VÍSCERAS
  • 2  KILOS O TRES DE SAL GRUESA

PARA LA SALSA TÁRTARA: AQUÍ
  •  UN TAZÓN DE SALSA MAYONESA
  • UNAS ALCAPARRAS PARTIDAS
  • UNOS CUANTOS PEPINILLOS
  • UNA CEBOLLETA MUY PARTIDA EN TROZOS
  • UN POCO DE SAL Y MOSTAZA( YO NO LE PONGO) Y UN POCO DE PEREJIL PICADO.



HORNO PRECALENTADO A 180 GRADOS ARRIBA Y ABAJO Y A LA MITAD DE LAS GUIAS.

PREPARACIÓN:


Empezamos poniendo en una bandeja de horno( yo siempre lo pongo en esta de barro que es honda, para hacer bien la cama).
Hacemos un cama en la bandeja que será honda una cama con la mitad de la sal, ponemos la lubina encima y la tapamos muy bien con lo que nos quede de sal, no debemos dejar nada sin tapar.

Cuando la tengamos bien cubierta la pulverizamos toda ella con un poco de agua, esto hará que se endurezca la sal y no se abra en el horno; apretamos bien la sal con las manos y la metemos al horno precalentado.

Sabremos que está echa cuando pase una media hora y al tocar la sal con los nudillos de los dedos suene a hueco y veamos que esta toda la superficie dura. Si os pasáis.... mal asunto!! ese es el tema de esta receta, no se nos puede pasar, en el momento que veamos que la sal se pone de color marrón... ya estará pasada, se queda seca y pierde todas sus propiedades.
Lógicamente según sea de grande la lubina así será el tiempo de horno. UNA LUBINA DE 1 KILO Y 200 GR, O KILO Y MEDIO ES MÁS O MENOS MEDIA HORA. Siempre es mejor menos echa que pasada.




Cuando la saquemos del horno dejamos unos minutos de reposo y empezamos a dar unos golpes en seco, bien con la mano del portero o con un martillo pequeño que este limpio. La sal sale prácticamente sola, veremos el pescado ante nosotros y lo limpiaremos bien de sal. La sacamos a una fuente y empezamos a limpiarla.





Así nos tiene que quedar de limpia.


Algunas veces la quito la piel de encima pero esta vez la he abierto en canal como veréis en la foto siguiente; una vez abierta la he quitado todas las espinas, procurando no dejar ninguna que luego sería muy molesto encontrarlas.





Ya sin espinas sacamos los lomos, tratando de sacarlos lo más enteros posible.




Aquí como se nos queda la piel, está en su punto porque ha salido entera y sin pegarse a los lomos de pescado. 





Ya está preparada para emplatar.
Yo en esta ocasión la he puesto con unas judías verdes, unos tomates partidos con un chorro de aceite de oliva por encima y la salsa tártara AQUÍ en un lado. No dejéis nunca de comerla sin esta salsa, es buenísima y muy fina, apropiada para pescados al horno o plancha, parrilla. Ponemos un poco de perejil picado por encima y ha disfrutar de otra manera super fácil de comer pescado, rico en omega 3 y calcio. Es una comida muy sana que en mi casa se come mucho pues a todos nos gusta.













Como veis todo en mi blog es muy sencillo y para nada difícil de realizar, las fotos son también muy sencillas porque mi cámara no es nada buena.

Siento no tener fotos de cuando puse la lubina encima de la sal y luego de como la cubrí.

Muchas gracias por mirar detrás de mi ventana virtual y ver mi blog, os mando muchos besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada