domingo, 1 de febrero de 2015

¡¡¡ TARTA SACHER!!!




¡¡¡TARTA SACHER!!!






Hola buenas tardes de domingo!!!, para terminar el día os traigo una clásica receta de tarta Sacher.
En el mes de octubre fuimos mi marido y yo a Viena y como era previsible... la probé, estaba buena...pero sin más, solo eso buena, no me causo un woooo que rica. Esta esta de maravilla, tan solo un detalle, en la primera capa de cobertura se quedo preciosa pero al intentar sacarla de la rejilla....como estaba tan blanda se rompió por debajo y me puse muy enfadada. La tuve que moldear de nuevo con las manos después de sacarla como pude de la rejilla, la coloque donde iría a ser presentada y después de redondearla y tapar poros y grietas, tuve que dar otro baño de chocolate, con lo que la capa de arriba ha salido más gruesa de lo que debería estar. Por lo demás deciros que esta tarta lleva una capa interior de mermelada de albaricoque y que yo he cambiado por una de ciruelas rojas que la va estupendamente, la tenía en frascos y la voy utilizando según la ocasión. Al romperse, también se rompieron un poco las letras que ya estaban duras y las he tenido que recomponer como he podido.



Ingredientes 8-10 personas.
  • 150 g de mantequilla + una cucharada
  • 125 g de azúcar glasé
  • 7 huevos
  • 150 g de chocolate del 70%
  • 125 g de azúcar normal
  • 150 g de harina+ 1 cucharada
  • 1/2 sobre de levadura en polvo
  • 150 g de mermelada de albaricoque
PARA LA COBERTURA.

200 g de chocolate del 70% 
100 g de mantequilla

Separar las yemas de las claras montando estas a punto de nieve, y reservar.

Molde desmontable de 24 cm.
Dejar reblandecer la mantequilla a temperatura ambiente y batir junto con el azúcar glasé, con unas varilla eléctricas, hasta que este cremosa y blanquecina. Incorporar las yemas y continuar batiendo unos minutos.

Añadir el chocolate fundido en el microondas, mezclando suavemente, y después agregar las claras montadas a punto de nieve junto a 125 g de azúcar, removiendo de abajo hacia arriba y siempre con mucha suavidad.




Por ultimo, añadir la harina mezclada con la levadura, tamizando ambas.
 Precalentar el horno a 180ºC. Verter el contenido en un molde desmontable de 24 cm de diámetro( el mío era de 26) untado de spray o mantequilla derretida, cocer el bizcocho en el horno durante una hora, aproximadamente ( ya sabéis lo de los hornos).

Dejar enfriar el bizcocho, desmoldar y cortarlo por la mitad horizontalmente. Rellenar con la mermelada de albaricoque y volver a poner la tapa de arriba.
Cobertura:
Fundir el chocolate con la mantequilla al baño María. Disponer el bizcocho sobre una rejilla y verter encima el chocolate ya fundido y sin grumos, lo extendemos uniformemente de forma que cubra los laterales, le dais unos golpes pequeños para alisar la superficie. Dejar enfriar el chocolate y servir.

NOTA:
Esta tarta debe quedar más plana, pero ya os he comentado que al tratar de sacarla de la rejilla( no la puse en rejilla de repostería por pereza) de las que traen los hornos, se rompió por donde había hecho surco. Mi solución pasaba por empezar de nuevo con enmendar y reconstruir lo roto, la saque como pude de la rejilla y la coloque en su pedestal, con las manos pasadas por agua caliente y secas.... empecé a redondear la tarta y tapar con el chocolate lo roto y grietas abiertas, lo conseguí aunque en la tarta se nota que esta mal formada.



Tuve que volver a echar otra capa de chocolate y como ya no podía escurrir... después con paciencia quite todo el sobrante de chocolate de alrededor, cuando ya estaba duro. En fin es por eso que se ha quedado un poco alta, ya que al apretar el bizcocho este se hizo más grueso. Pero bueno después de estas penurias, creo que esta deliciosa y que todo ha sido por culpa de no hacer las cosas bien. Si lo hubiera puesto en la rejilla tupida de repostaría... no se hubieran marcado los surcos por debajo y al intentar levantar... estaban algo hundidos. 
Os pongo estos fallos para que veáis que a todas nos pasan cosas y desastres en la cocina, algunos tienen arreglo y otros.... mala suerte, volvemos a empezar.






Bueno aquí tenéis la joya de la corona, espero que mis fallos os sirvan para no cometerlos vosotras. Que os guste y la probéis, es muy fácil de hacer y la verdad si te gusta el chocolate esta es tu tarta, es muy fina y no empalaga mucho. Que lejos queda ya Viena y Praga.... que bien lo pase!!!. 

Muchas gracias como siempre por pasaros por mi blog, muchos besos y hasta siempre.

                                                ISA

2 comentarios:

  1. Pues mira Isabel para mí está perfecta porque es la tarta que más me gusta de tooodas. Que rica está esta tarta ufff. Besotesss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Myriam.
      Gracias por tus palabras. También a mi me gusta mucho esta tarta, es jugosa y nada empalagosa.
      Tuve el fallo de la rejilla y la receta se me puso un poco cuesta arriba, menos mal que ya estoy un poco curtida en estos desastres y lo solucione como pude, por lo menos estaba muy buena.
      Te mando muchos besos y mil gracias.

      Eliminar