lunes, 8 de diciembre de 2014

¡¡¡LAYER CAKE SELVA NEGRA!!!




¡¡¡LAYER CAKE SELVA NEGRA!!!




La tarta selva negra es simplemente ¡¡¡FANTÁSTICA!!!, rica, esponjosa y si además la pones de layer cake ya es la repera.

Esta tarta la podría llamar la de la desgracia!!!, la pasado de todo!!.
Primero estas fotos las he tomado una vez dentro de la caja, y menos mal que fue así porque lo que siguió... fue para llorar. Conseguí meterla en una caja que era más grande de centímetros que la propia tarta( ya empezamos mal), su altura era considerable( otro problema) y la tapa si la cerraba me daba con la parte de arriba, total que la puse porque ya se me hacia tarde, la puse con papel de celo como pude y la metí en una bolsa grande( no tenemos coche, lo tiene mi hijo, otro problema) y nos fuimos a coger el autobús. Cuando iba con mucho cuidado con mi cámara al hombro, mi bolso y la bolsa con la tarta.... como era ya de noche no vi en el paso de cebra un bolardo y ¡¡¡¡zassssss!!! contra la tarta, un golpe... que me dolió más que si me lo doy en la espinilla.
Esperamos el autobús con un frío de espanto, ya llega, subo, le pago al señor y no dudo en sentarme en el primer asiento que veo, para no andar por el medio no sea que me caiga ya que no me puedo agarrar a nada, me voy a sentar y algo!! me lo impide, miro a la señora de atrás y ella me mira a mi, lo intento pero no puedo, hasta que mira al asiento y veo!! la correa de la cámara enganchada en le asiento AAAAAGGGGGGGRRRRRR, mi marido ya se había ido para atrás y no me veía, me bajo de lo alto del asiento y desengancho la correa.
Cenamos y cuando abrimos mi preciosa tarta... horror..... me quería morir( ya es la segunda vez que me pasa, la otra fue en la boda de mi hijo donde yo le hice su mesa dulce y además era la madrina, con 5 tartas y la de novios de tres pisos, la red velvet igualita que esta) estaba toda volcada hacia una de las paredes de la caja. Yo sabia que era difícil que llegara bien, por la altura, pero eso.... me salían pucheros y todos en silencio mirándome, la recojo como pude con dos palas de tarta y la recompuse un poco, ya fue un cachondeo, jijiji cada uno tenia en su plato un trozo de tarta que parecía de todo menos tarta, menos mal que estaba buenísima. Menuda angustia, pero bueno era para mi nieta, pusimos las velas y nos la comimos.





Ingredientes: Para el bizcocho.
Yo he puesto este del blog, pero lo hacen con bizcocho tipo genovés, no lo he probado con este otro pero me imagino que será muy bueno también.

  • Para la nata del relleno.
  • Si hacéis un layer, por lo menos hay que hacer 3 cuartos de litro de nata de más del 35´1% de MG
  • 150 gr de azúcar glas

  • 300 gr de cerezas frescas o de marrasquino( con alcohol)
  • Unos 100 gr de licor de cerezas o licor de Kirsch( si no encontramos las de marrasquino) comprar solo unos 100 gr de cerezas.
  • 100 gr de azúcar
  • 100 gr de agua
200 gr de chocolate negro de 70% en trozos pequeños

Preparación de la nata y de las cerezas.

Partimos más de la mitad de las cerezas, que ya estarán lavadas, las ponemos en un bol con el licor que tengamos de estos dos que os pongo. Las echo un poco de azúcar normal de los 100 gr que tenemos, las muevo y las dejo al menos tres horas o más. Las demás cerezas las reservamos.

Como es de suponer el bizcocho ya estará preparado desde la noche anterior( que es lo aconsejable) lo tendremos envuelto en papel transparente y lo meteremos en la nevera.
Si habéis optado por hacer tres bizcochos de layer, una vez fríos y antes de preparar la tarta, les cortamos con una lira la parte de arriba que hace un poco de bomba, si al contrario vuestro bizcocho es uno entero, tendremos que cortar tres bizcocho iguales de grosor, también con una lira( se compra en tiendas especializadas en repostería creativa).



 Aquí ya se nota el estropicio que os contaba.

Después de tres horas o más escurrimos las cerezas y el liquido que nos queda lo ponemos al fuego medio, echamos el azúcar restante y el agua, lo dejamos hasta que este un poco ligero, pero con algo de textura.


Montamos la nata:
Yo la noche antes cuando meto los bizcochos en la nevera, aprovecho para meter en el congelador el bol de acero de la KA, para que se congele, también meto la varilla, la nata la meto dos horas antes y pongo el paquete boca abajo, para que la grasa quede en la parte de abajo y salga mejor.
Si no tenéis la KA podéis montarla con las varillas eléctricas o incluso a mano.
La montamos muy bien, hasta que veamos que esta espesa ( Carlos del blog mercado calabajio) tiene cogidos muy bien los tiempos para hacer la nata montada en la KA), yo seguí sus pasos, pero la deje unos minutos más.... cuidado con este detalle, se nos puede hacer mantequilla que aunque está muy rica, no nos vale para este plato.


Ponemos los bizcochos ya preparados, y el primero lo ponemos encima de la plancha donde lo vayamos a poner, tiene que ser del mismo tamaño. Le ponemos almíbar con una brocha y encima una buena capa de nata bien fría, la extendemos y ponemos una capa de las cerezas que tenemos reservadas y que tuvimos en el licor, las ponemos boca a bajo al rededor.

Las tapamos con otra capa de nata ya más fina y ponemos otro bizcocho, ponemos el almíbar y otra capa de nata, el último bizcocho y ya empezamos a tapar todo con la nata restante, lo dejamos más o menos decente, alisando con una espátula. Ponemos las cerezas frescas reservadas quitando el hueso y el rabo y dejando unas cuantas para adornar, las ponemos encima de la nata.


Aquí también se nota que estaba maltrecha la pobre, lastima de mi tarta. Lo metemos a la nevera y esperamos.


El chocolate lo derretimos en el microondas, haciéndolo poco a poco y mirando cada dos minutos al principio y después de 30 segundos en 30, aunque veamos que aún quedan trozos si derretir, lo sacamos y ya con el calor se disuelve solo, moviendo con el palo de una cuchara de madera.
Cuando este templado( no frío) en la parte de atrás de una bandeja de horno o encimera, lo echamos y extendemos con una pala, dejamos una capa fina pero no transparente y dejamos que se enfríe del todo.
Con una espátula de hierro o un cuchillo empezamos a hacer rulos llevando la espátula hacia delante, veremos como salen los trozos de chocolate, ( yo lo hice demasiado fina la capa y se me hacían muy finos los rulos), no los toquéis con las manos porque se derriten, las recogemos con la espátula.

Empezamos a poner los rulos de chocolate pegados a la nata y así hasta que este por todos lados, tapamos las cerezas que están arriba.

Por último ponemos azúcar glas y unas cerezas con el rabo de adorno. Esta es una versión del blog aquí, solo que yo he puesto la versión de un layer, y que los rulos de chocolate los hice más finos.




PD. Os recomiendo hacer los bizcochos más finos que los míos, así no quedará tan alta, por lo menos si la vais a llevar a otro sitio fuera de casa.

Ya he terminado por hoy, si queréis hacer otro bizcocho mirar el blog que os comento. Perdón por el desastre de las fotos, pero ha sido mucho trabajo como para no ponerlas.
Esta tarta es especial y aunque ya la conocíamos, nada tiene que ver con esta versión. Intentar hacerla ya me contaréis.
Nada más buenas noches y que paséis un feliz lunes. besos y hasta siempre.

                                            ISA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada