domingo, 3 de agosto de 2014

¡¡¡QUICHÉ DE EMBUTIDOS!!!





¡¡¡QUICHÉ DE EMBUTIDOS!!!









Que receta tan buena!!, es la más rica y barata que hice en toda mi vida jejejeje.
Estaba de muerte súbita, no hemos dejado nada. La masa quebrada (modestia aparte) me sale de maravilla y estaba muy crujiente y tierna.
No tenia idea de que rellenarla y mirando en la nevera, empecé a sacar cosas y al final ¡¡¡triunfo total!!!, que buena por favor.


Ya se termina el domingo, mañana el que tiene suerte ira a su trabajo, aunque sea lunes tenemos que estar agradecidos de poder tener un trabajo.
Hoy ha venido mi hijo "pequeño" y mi nuera a comer y esta tarta salada es porque a ella la encanta. Hemos comido muy bien y tranquilos, la perrita tirada en el suelo a lo fresquito y muy tranquila, la pobre no come y encima esta con el celo.
De primero hemos tomado un salmorejo cordobés, con su jamón y huevo, ellos dos se han echado dos cuencos y claro luego ya se les ha ido quitando el apetito. Después la quiché que estamos hablando y tenia dos paletillas de cordero lechal que estaban de tiernas...
El cordero se lo han llevado en unos tupperware, y lo que quedaba de quiché.





Ingredientes para la masa quebrada.

  • 300 gr de harina
  • 150 de mantequilla fría
  • un pellizco de sal
  • 2 huevos medianos
  • 2 cucharadas de agua muy fría
Preparación.
En un bol ponemos la harina y haciendo un hueco en el medio, echamos los huevos, la sal, y la mantequilla. Empezamos a mover todo con las yemas de los dedos, de vez en cuando cogemos con la palma de las dos manos un poco y las frotamos para que la harina se quede como serrín, nunca la amasamos. Cuando ya este todo casi unido y no tengamos restos de la mantequilla echamos el agua helada, con las yemas de los dedos la integramos en la masa y sin amasar vamos dando unos movimientos unos minutos de un lado a otro hacia dentro. Le damos forma redonda y la aplastamos un poco en el medio, la envolvemos en papel transparente y la dejamos en la nevera al menos 1 hora o más.
Pasado ese tiempo la sacamos y echamos un poco de harina en la mesa de trabajo, ponemos la masa y con un rodillo empezamos a estirar dando forma redonda. Ponemos el molde para ir viendo si ya tenemos la medida y un poco más grande que el molde, en ese momento ponemos un poco de grasa en el molde, el rodillo lo ponemos en el medio de la masa y levantando despacio lo dejamos caer dentro del molde ( que estará cerca de donde estamos estirando), lo vamos acoplando con las manos y dando forma. Si vuestro molde es como el mio y tiene ese dibujo ondulado, lo metemos con cuidado dentro de cada hueco haciendo el dibujo, cortamos el sobrante de los bordes. Si acaso se rompe por algún sitio( se llama masa quebrada...) no importa, le ponemos un parche de masa sobrante y solucionado.
Con un tenedor pinchamos toda la masa para que no se inche en el horno, ponemos un papel de horno encima de la masa, lo llenamos de legumbres o de unas bolas que venden para la ocasión y metemos al horno, a 190 grados arriba y abajo, hasta que después de unos 15 minutos levantemos el papel y veamos que ya esta seca la masa, no dorada pero si totalmente seca y que al tocarla la notemos dura. Cuando veamos que ya esta la sacamos y dejamos enfriar, quitamos el papel con las legumbres y echamos el relleno y seguimos los pasos siguientes.

Un molde redondo con la base desmontable, de 26cm.


Ingredientes del relleno:
  • 4 huevos
  • 350 ml de nata del 31% MG
  • Sal y un poco de nuez moscada y pimienta molida
  • 1 chorizo fresco ( como para la barbacoa)
  • 100 gr de buen jamón serrano
  • 150 de beicon
  • 1 salchicha de las mas grandes de frankfurt, de pollo o pavo
  • 1 manojo de espárragos trigueros ( solo la parte de las yemas y un poco más abajo).
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 puerro grande
  • Queso mozzarella rayado ( yo he comprado una loncha gorda, lo he metido al congelador y antes de que se congelara, lo he rallado en el momento)




PREPARACIÓN:
Empezamos cortando todo el embutido, el chorizo, beicon, jamón y salchichas todo muy pequeño. Los espárragos los lavamos  y cortamos como he explicado.

En un bol batimos los huevos, echamos la sal y la pimienta con la nuez moscada molida, cuando estén bien batidos añadimos la nata liquida y batimos un poco más, reservamos.
Mientras en una sartén ponemos aceite ( no demasiado, el embutido ya lleva su propia grasa y nos quedaría grasienta) y cuando este caliente echamos el puerro muy bien partido, le damos unas vueltas para que se ponga blando. En ese momento añadimos los fiambres partidos y removemos bien todo el conjunto, será cuestión de unos 8-10 minutos.




Cuando este todo bien pochado, lo añadimos a los huevos y nata, le damos vueltas para que todo este bien repartido.
Como ya tendremos la masa quebrada horneada y fría, le quitamos el papel con las legumbres y echamos la mezcla de embutidos y huevos con la nata y con un tenedor repartimos los tropezones para que en todos los sitios haya de todo. Ponemos el queso por encima ( bastante cantidad) bien repartido y metemos al horno precalentado a 180 grados, arriba y abajo. Si vemos que los bordes de la masa se empiezan a quemar, ponemos un papel de aluminio por encima, pero siempre se tiene que cuajar la parte de arriba y dorarse.



Las fotos tienen distinto color, todas están tomadas con el móvil, pero unas con el de mi hijo y otras con el mio y se nota la diferencia.

PD. En el blog hay otra receta de masa quebrada, también muy buena.

Ya hemos terminado esta rica receta, si podéis intentar hacerla, ya veis que es muy fácil y barata. Muchas gracias y besos.

                                            ISA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada