domingo, 23 de febrero de 2014

¡¡¡ PIMIENTOS MORRONES RELLENOS DE BONITO!!!


¡¡¡PIMIENTOS MORRONES RELLENOS DE BONITO!!!








Os traigo una receta de pimientos rellenos que no son del ¡¡¡piquillo!!!, es una de mis recetas escondidas, sabrosa, de mar y tierra, con muchas vitaminas y minerales añadidos, como las alcachofas.

La historia de estos pimientos rellenos es un poco sacada de lo que mi marido probo hace muchos años en un restaurante en Zaragoza, viajaba con mi cuñado Julio y pararon a comer unas tapas, les pusieron estos pimientos y mi marido vino tan encantado de ellos que se tiró unos cuantos días dando la tabarra de como más o menos era la receta.
Con lo que el me dijo, sus conclusiones y lo que llevaban ( según su criterio) yo saque estos pimientos que después con el paso de los años se ha convertido en una comida muy repetida en casa y que a mis hijos les gusta tanto.
No se si en verdad se hacían así pero de cualquier modo, yo la hice mía y hoy os la pongo para ver si os gusta. La podéis poner de aperitivo compartido o de un primero, incluso de un segundo al cual se le puede añadir unas patatas fritas o una ensalada.












Ingredientes. Un pimiento por persona- para 4 personas


  •  4 pimientos morrones enteros y sin romper ( yo los compro en la tienda de variantes, me los buscan que no estén rotos y grandes)
  • 2 huevos batidos
  • harina para rebozar
  • palillos
  • Bonito en escabeche ( comprado en la tienda de variantes, donde la lata es de las grandes), otros años los tengo yo emvasados, pero este año no los hice.
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Unas alcachofas cocidas, con una vinagreta de aceite y vinagre




Preparación:
Escurrimos los pimientos 1/2 hora en un escurridor, para que suelten todo el liquido que llevan.
Preparamos los huevos batidos con un poco de sal y ponemos aceite en un cazo pequeño y hondo a calentar.
Preparamos la harina.
Abrimos los pimientos ya escurridos y rellenamos de buen bonito en escabeche, dejamos espacio en la boca para poder poner unos palillos y cerrar la abertura.
 Cuando estén todos rellenos los pasamos por harina y después por el huevo, los echamos con cuidado en el aceite a temperatura media alta y dejamos dorar por un lado y después por el otro.




Los ponemos a escurrir en papel de cocina y ya los tendremos.
Yo he cocido unas alcachofas hermosas y las he abierto en forma de flor, las he echado un poco de buen aceite de oliva y si os gusta podéis poner un poco de zumo de limón o de vinagre.
Quitamos los palillos y ponemos en cada plato un pimiento y lo que más os guste para acompañarlos. Si son de segundo podéis poner unas patatas fritas o ensalada, si son de aperitivo con un buen tomate con sal y aceite o unas olivas será suficiente.




 Esta es la sencillez y el buen yantar de nuestro país más profundo, del que ya en muchos sitos están olvidando, yo desde luego siempre apuesto por las raíces del buen comer que tuvieron nuestros mayores y que con cualquier cosa hacían virguerías en la cocina.




Bueno esto es todo por hoy, ya es hora de irse a dormir y descansar.
Que soñéis cosas bonitas y hasta mañana, os mando un gran beso.




                                                   ISA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada