viernes, 8 de noviembre de 2013

¡¡¡COCIDO MADRILEÑO!!!

¡¡¡COCIDO MADRILEÑO!!!






Hola amigos: He estado un poco liada con muchas cosas y apenas he tenido tiempo de ponerme con el blog!!.
Hoy os traigo una receta muy de toda la vida y que tiene que estar en casi todos los blogs, sobre todo en el mio que aparte de ser madrileña, siempre intento poner en mi blog las recetas más sencillas de preparar.

En Madrid tenemos un tiempo muy apacible, no hace mucho frío y en casa con la calefacción estamos en manga corta.
He estado unos días de vacaciones en Eibar, San Sebastián, Zarautz y por los alrededores de Bilbao. Ya conocía estos lugares ( menos Eibar) y cada vez que los veo me gustan más.

El tiempo fue fantástico y ver esos valles tan lindos y ese mar siempre inquieto y muy enfadado me recordó que la vida es bella, que nada merece la pena si no es la familia y darte cuenta que ver el mundo con lo ojos de la belleza es lo más.

Mis días de bailes siguen su curso, me lo paso muy bien y tengo nuevas amistades, paso tres días a la semana muy relajada, se olvidan por esas horas los problemas y voy con mucha ilusión.





Ingredientes: 6 personas.
  • Tres cuartos de garbanzos de los que más os gusten, yo prefiero los castellanos.
  • 1 morcillo de ternera
  • Unos huesos de caña y de rodilla de ternera
  • 1/2 pollo
  • 4 huesos de espinazo salados
  • 250 gr de tocino salado
  • 250 de chorizo
  • 1 o dos morcillas de cebolla
  • 200 gr de papada o panceta fresca
  • 1 cuello de cordero lechal
  • 3 huesos de la pata del jamón, yo compro los que no tienen jamón, me gustan los que salen del principio del jamón al lado de la mano, sale un caldo mucho más blanco
VERDURAS.
  • 3 zanahorias
  • 1 rodaja de calabaza
  • 2 patatas
  • 1/2 repollo
  • 1 berenjena
  • Unas tiras de apio
  • Un manojo de judías verdes
  • 2 puerros y un nabo
Refrito del repollo.
Dos dientes de ajo, un poco de aceite de oliva virgen, 1 cucharadita de buen pimentón.








Como veis lo primero es poner los garbanzos en agua templada la noche anterior con un poco de sal común.
Lavamos todas las carnes bien y las echamos en una olla grande, menos la morcilla y el chorizo, echamos agua hasta cubrir, tapamos parcialmente y ponemos a hervir a fuego fuerte. Cuando este hirviendo  desespumar toda la espuma que sale y cuando veamos que está el agua limpia de impurezas bajamos el fuego a la mitad, dejando cocer lento 1 hora y media.


Mientras vamos limpiando las verduras y lavar muy bien quitando toda la tierra a los puerros y demás. Yo dejo las judías verdes enteras quitando solo las puntas, así de esta forma es mucho más fácil de que no se rompan a la hora de sacarlas.







En una olla ponemos agua a cocer y cuando este hirviendo echamos el repollo cortado y un trozo de patata con el nabo,dejamos hasta que este todo cocido, escurrimos y ese caldo lo incorporamos a la olla de la carne. Con un poco de aceite en una sartén ponemos dos dientes de ajo cuando esté caliente, dejamos dorar y apartando del fuego echamos una cucharadita de pimentón de la vera, movemos bien reservamos.


Cuando pase ese tiempo echamos los garbanzos, yo los meto en una malla que luego cierro por un extremo, echamos el chorizo, dejamos cocer lento media hora más, al cabo echamos las verduras y dejamos otra 1/2 hora, comprobamos de sal, teniendo en cuenta que ya ponemos muchas cosas saladas. En ese momento ponemos la morcilla y dejamos que se cueza un poco, si no os gusta la grasa que sale, la quitáis con un cazo, cogiendo por encima con mucho cuidado o se cuece a parte.


Aquí ya está todo lo que en casa comemos, los huesos frescos una vez terminado todo los tiro, del tocino solo guardo un poquito, no quiero que nos lo comamos y los huesos del jamón como no tienen nada de comer también están retirados de esta fuente.



Vamos sacando el caldo a una cacerola y lo vamos colando, si veis que es mucho lo podéis congelar. De las carnes quitamos lo que no nos valga y lo demás lo partimos en trozos, los huesos de espinazo se ponen enteros, sacamos los garbanzos y abrimos la rejilla, también sacamos las verduras y todo lo ponemos en una fuente grande y empezamos a repartir la sopa.



Este caldo lo podéis desgrasar sacando con un cazo por encima la grasa y si no vais a tomar la sopa en el momento podemos meterla un poco al frigorífico y cuando esté fría es muy fácil de quitar.




Ponemos el caldo colado en el fuego y cuando cueza echamos fideos o lo que nos guste, en Madrid siempre es costumbre de hacer la sopa con fideos muy finos, dejamos unos 5 minutos y retiramos.

En el plato de cada persona ponemos: Garbanzos, verduras, repollo rehogado, carne, pollo, tocino, morcilla y chorizo, y un trozo de papada o panceta, quien quiera se pone un hueso de espinazo ( en casa nos los comemos, nos encantan) y así es como quedaría. El cuello de cordero me lo como yo!! que nadie lo quiere y a mi me encanta.





Lo que se ve en la foto blanco es una cebolleta que tanto nos gusta con este plato.


Ya se que he puesto muchas fotos jajajaja pero es que no sabía cual quitar, me gustaban....toa toa toa me gustaban toas jejejeje, bueno pues hasta aquí hemos llegado con este cocido madrileño al que si me permitís una foto más os pongo como queda cuando lo hago con coles de Bruselas, pero siempre es una delicia comer este plato.

Siempre lo comemos con unos encurtidos y cebolletas, también le echamos hierbabuena a la sopa.

Sin más muchas gracias por estar por mi blog y os deseos buenas noches, muchos besos y hasta mañana que pondré más recetas.
                                                            ISA

2 comentarios:

  1. madre mia, este cocido esta pa empezar y no parar, que rico dios!!! En breve voy a ahcer yo uno, jeje
    Besotesssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, es totalmente madrileño, te lo digo por si o eres de aquí quizás no encuentres los ingredientes. Muchas gracias por estar por mi blog!!!, besos.

      Eliminar