jueves, 10 de octubre de 2013

¡¡JUDÍAS BLANCAS A LA MANERA DE MI MADRE!!





¡¡Judías blancas!!




Aquí me tenéis, con una receta muy clásica pero que no puedo dejar de poner en mi blog, ya que que quiero que sea muy de mirar a diario, al fin y al cabo estas son las comidas que se ponen en las casas de toda España, los jóvenes buscan estas recetas en Internet y yo quiero que visiten mi blog, verán las comidas de sus madres y de siempre. Mis hijos estarán contentos de que ponga esta receta, así ya si me llaman a preguntar les digo... mira el blog jejeje.

Esta es la manera de comer judías en mi casa de niña con mis padres y hermanas, me encantaban y me encantan las legumbres, siempre acompañadas de pimiento en vinagre, como me acuerdo de aquellos años... como dice la canción.. que no daría yo!!


Bueno os pongo la receta que seguro es muy parecida a la que hacéis en casa.



  • Ingredientes:
  • 1/2 kilo de judías blancas( me gustan las planchetas, pero no he encontrado y he puesto de riñón)
  • 1/2 cebolla entera
  • 1/2 cabeza de ajos
  • 2 zanahorias
  • 1 patata, sal
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 tomate maduro
Para el refrito:
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de pimentón dulce de la vera
  • 1 cucharada de harina y 1 cuarto de cebolla picada
  • Para el acompañamiento:
  • un trozo de costillas frescas
  • Morro de cerdo
  • Un buen chorizo en un trozo
  • 1/2 oreja de cerdo
  • 1 morcilla de cebolla( mis hermanas y yo las compramos en el mercado de mi madre que están...)
  • Si queréis le ponéis un trozo de beicon



Como es costumbre la noche anterior echamos las judías en agua fría.
Al día siguiente las escurrimos y ponemos en una cazuela, las echamos todas las verduras y todas las carnes menos la patata y la morcilla, las cubrimos de agua fría.

Al fuego fuerte, cuando salga espuma tenemos que retirarla, con un cazo vamos retirando esa espuma que no la queremos para nada, ya que se trata de la sangre e impurezas de las carnes y legumbres, cuando esto lo tengamos echo, bajamos el fuego y lo ponemos lento;
puede que tarde 1 hora o más pero eso es lo mejor hacerlo lento, si lo queréis hacer en olla rápida seguir los tiempos de la vuestra, pero nunca es lo mismo.

De vez en cuando miramos y sacudimos la cazuela sin meter nada dentro para no romperlas, ponemos un poco de sal.




Si al mirar vemos que se quedan secas, las vamos echando el agua que veamos que solo cubre las judías, al cabo de ese tiempo cogemos una cuantas judías en una cuchara y probamos si están tiernas, si es así es el momento de echar la patata en trozos no muy grandes, retiramos en un plato el pimiento, cebolla, tomate, ajos.
Mientras se cuecen las patatas pasamos por la batidora esas verduras que teníamos reservadas y después de quedar como un puré con un aroma de lujo. lo echamos dentro de las judías.




En una sartén pequeña ponemos el aceite y echamos un cuarto de cebolla picada en trozos, la pochamos y echamos una cucharada de harina, damos vueltas e inmediatamente ponemos el pimentón, retiramos del fuego, movemos bien y echamos dentro de la cazuela. en ese momento ponemos la morcilla dejamos unos minutos más y ya tendríamos nuestras judías listas.

Sacamos los tropezones de carne y morcilla y las partimos en trozos, los repartimos en los platos de servir, o ponemos todos en el plato para que cada uno se sirva. Nosotros nos ponemos pimiento en vinagre cortado, nos gusta mucho.


Bueno espero que os gusten, yo me he comido un buen plato, estaban muy buenas.
Gracias si miráis mi blog, os mando besos y que seáis muy felices lo que queda de jueves y viernes.

                                             ISA

No hay comentarios:

Publicar un comentario