miércoles, 22 de mayo de 2013

SALSA BECHAMEL.

SALSA BECHAMEL





Ingredientes:

  • Según la cantidad que queráis así tendréis que ir añadiendo de todo.
  • 60 gr de mantequilla
  • Un chorro de aceite de oliva
  • Unos 70 gr de harina
  • Y la leche, casi 3/4 de litro, digo casi porque yo la pongo a ojo, da lo mismo entera que semi, siempre es más rica con leche entera, pero si la queréis poner semi,,, es cosa vuestra.
  • Un pellizco de sal, raspadura de nuez moscada y pimienta molida.


Así empezamos, ponemos la harina cuando la mantequilla y el aceite estén derretidos y damos vueltas hasta que la absorba toda.



Preparación.

Si la vamos a poner por encima de algún alimento que se meta a dorar al horno... no se le pone nada de nada, solo los ingredientes que vienen aquí. Si es para hacer croquetas o cosas parecidas le ponéis lo que os apetezca, cebolla picada, ajo, perejil etc.

En un cazo al fuego ponemos la mantequilla con el aceite, dejamos derretir.
Ya derretida, echamos la harina y damos unas vueltas con la cuchara de madera, dejamos unos minutos moviendo para tostarla un poco y no sepa a crudo.

En este punto os tenéis que fiar de mi... se que casi todo el mundo pone la leche templada o caliente!!, yo... fría, si!! hasta de la nevera, saco la botella y... zasssss al cazo. Bien pues vamos al tema.
Como digo abro la nevera( o si la tenéis fuera, o si es templada... me da lo mismo, yo os pongo como la hago de toda la vida). Cojo la leche y echo una poca, cambio la cuchara por un batidor y le empiezo a dar vueltas sin parar; cuando ya no tiene nada de leche, pongo otra poca y más vueltas, así hasta tener la consistencias que me guste o necesite, si es para croquetas será mucho más espesa, si es para el horno, más liquida ya que dentro de el se nos terminara de espesar.






Toda la harina tiene que desaparecer y quedar como en la foto.




Ponemos la leche y empezamos a mover.





Vemos como empieza a espesar.




Mirar que fina esta quedando, el color es de la cámara que hice las fotos con la pequeña. Después viene la foto que esta de cabecera.




Aquí con la pimienta y la nuez moscada, si la queremos para croquetas tendremos que ver que estará lista cuando al seguir removiendo veamos que se desprende de las paredes del cazo donde la estemos haciendo, de esta forma tendremos nuestra bechamel lista. Si es para bañar un alimento que va al horno pondríamos más leche y la dejaríamos más ligera, recordar que dentro del horno sigue espesando..



Os digo una cosa que ya he dicho a mucha gente, la salsa bechamel se basa en dar vueltas y vueltas sin dejar de hacerlo hasta conseguir que no tengamos grumos, os prometo que ese es el tema!!!, si tu le das vueltas a tu muñeca y el batidor... los grumos desaparecen, acordaros de esto y olvidaros de pasar nada por la batidora. Tengo mucha experiencia en todo esto, ya que lo hacía en grandes cantidades y ese es el secreto de que no tengamos grumos, solo mover y mover y muy deprisa, con fuerza!!. La dejamos cocer unos minutos teniendo cuidado de que no se nos pegue al fondo,es muy dada a ello.


Cuando la tengamos fina y espesa como nos guste, la ponemos su sal, pimienta molida y su nuez moscada molida; tres cosas que ¡¡JAMÁS!! pueden faltar en esta salsa, jamássss repito, ni que sea para niños ni historias, tenemos que poner esos tres ingredientes!!.


Hasta otra, esta  ha sido corta. Os mando un beso y os deseo que seáis felices.

                                ISA

No hay comentarios:

Publicar un comentario