miércoles, 16 de septiembre de 2015

¡¡¡TIGRES!!! ( MEJILLONES RELLENOS).




¡¡¡TIGRES!!! (MEJILLONES RELLENOS).






Unos ricos mejillones rellenos que gustan a todo el mundo, los niños se los comen de maravilla, para ellos es una croqueta en una concha de mejillón, lo cierto es que no van desencaminados. En realidad se trata de una buena croqueta que en esta ocasión es de mejillones.
Tenia ganas de ponerla en el blog, pero la verdad es que ya hacia mucho que no los hacia, en mi casa les gusta a todos pero a mi hijo David le vuelven loco, y la verdad hacerlos y que el no los coma....no me apetecía mucho. Por eso he congelado los que nos han sobrado y así se los llevara cuando venga.


Hoy en Madrid esta lloviendo mucho(buena falta nos hacia), yo estoy en la gloria, aunque debo de reconocer que es un poco triste no ver a la gente por las calles y las terrazas y bares cerrados. Pero el agua es muy necesaria y este verano ha sido horrible de calor. Dentro de unos días tendremos el otoño con sus bonitos colores ocres y esos paisajes en el campo tan preciosos
Os dejo con la receta que después se me hace tarde.

Ingredientes:
  • 1 kilo de mejillones
  • Salsa de tomate casera o un tomate pelado maduro
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1/2 cebolla grande
  • pimienta molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • harina
  • Salsa espesa de bechamel


Se me paso sacar fotos de los mejillones mientras los lavaba y después cocían, partía y preparaba, cuando me acorde ya estaba rellenándolos. Lo siento ya que mi intención era poner un paso a paso.


Bueno pues lo primero es limpiar con un cuchillo las barbas de los mejillones, raspar todas las lapas que están adheridas a ellos y dejarlos muy bien.

En una olla los ponemos con un poco de agua a cocer, los tapamos teniendo cuidado de ellos pues una vez que el agua empiece a hervir tiende a subir hacia arriba y se nos saldrá. Después de hervir unos minutos vamos mirando y según vayan abriéndose los iremos sacando a un plato. Los dejamos enfriar y los cortamos en trocitos muy pequeños y reservamos. No olvidéis de guardar las conchas de los mejillones y una buena taza del caldo del que sueltan.




Cortamos la cebolla en trozos muy finos y pequeños, el pimiento también y el tomate le pelamos y cortamos en trocitos pequeños.
En una sartén ponemos aceite y echamos la cebolla, el pimiento, dejamos rehogar lento y cuando ya lo tengamos echamos el tomate, vamos rompiendo este último con un tenedor, ponemos un poco de sal (POCO DE SAL). Cuando tenemos todas las verduras ya pochadas ponemos los trozos de mejillones partidos y removemos todo. Añadimos a la salsa bechamel ( que la habremos añadido el caldo a partes iguales que la leche) que ya la tendremos preparada, removemos bien todo el conjunto y dejamos enfriar con un papel transparente pegado a la masa. Ya enfriados los rellenamos con una cuchara.


Aquí ya rellenados.

Preparamos una fuente con los huevos batidos, otra con el pan rallado y otra con harina. Vamos pasando los mejillones primero por harina, después por el huevo batido y por último por el pan rallado. Los vamos colocando en una fuente donde nos entren todos sin que estén unos encima de otros.


Ya pasados por la harina, huevo y pan.


Los dejamos una media hora para que se asiente bien el huevo y el pan. Preparamos una sartén o cazo que sean hondos, ponemos bastante aceite y calentamos a fuego medio alto. Vamos echando mejillones pero de 4 en 4 si es una sartén y si es un cazo hondo pero pequeño de dos en dos o en tres.

Los vamos sacando en una fuente con papel de cocina para que absorba el aceite que sobre.

Nota 1. Podemos poner huevo cocido en trocitos dentro de la masa.
Podemos no ponerles el pimiento ni el tomate y si!! echarles unas gotas de tabasco, eso lo dejo a vuestra elección. Yo he puesto la manera de hacerse en el país vasco y ellos los bordan.











Sea como sea están exquisitos. Ojalá me digáis si los hacéis que os han parecido.
Muchas gracias y muchos besos. Hasta siempre.

Nota: El caldo guardado de los mejillones se echa en la bechamel, o sea....parte de leche y parte de caldo, es por eso que hay que controlar bien la sal. En la receta que os pongo de bechamel no viene con el caldo ya que es la receta base de una salsa bechamel.

                                           ISA




2 comentarios:

  1. Mmm!!! Este fin de semana los prepararé!!! Son uno de mis aperitivos favoritos y nunca los he hecho, espero q me salgan con la misma buena pinta que los tuyos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero. Están muy ricos y un poco picantes....ya son lo más. Muchas gracias por tu comentario. Un beso
      PD. Ya me cuentas.

      Eliminar