jueves, 2 de enero de 2014

¡¡¡MASA QUEBRADA 2!!!




¡¡MASA QUEBRADA 2!!



La masa quebrada es una masa muy socorrida, fácil de preparar, se puede congelar, y muy barata. Todo es bueno en esta masa tan simple pero rica en calidad, su acabado tan crujiente le da a las tartas tanto dulces como saladas, un alto empaque y de una tarta muy sencilla hacer una gran tarta con la presentación tan buena que tiene.


No tengo ninguna foto porque no pensaba poner esta entrada, ya que me imagino que pocas son las personas que alguna no la hayan utilizado en sus cocinas. Si dentro de poco la vuelvo hacer pondré fotos.


  • Ingredientes.
  • 250 gr de harina de repostería o normal
  • 125 gr de mantequilla fría cortada en dados
  • 1 huevo
  • Un poco de sal, o 50 gr de azúcar glasé si es para una tarta dulce

Tamizamos la harina y la ponemos en la encimera, hacemos un volcán y echamos la mantequilla, con los dedos de la mano empezamos a juntar las dos cosas y cuando veamos que están un poco unidos, cogemos masa con las dos manos abiertas y las frotamos haciendo una especie de migas con la harina y la mantequilla, tiene que quedar como si fuera serrín o galletas molidas.

En ese punto añadimos el huevo y la sal( o azúcar) y vamos juntando la masa pero no amasando, simplemente uniendo, no estaremos mucho tiempo haciendo esto, hacemos una bola y envolvemos en papel transparente, lo metemos a la nevera mínimo 1 hora, si queréis congelar ese es el momento, cuando la queráis utilizar solo sacarla unas dos horas antes. No dejéis más de una hora en la nevera porque nos costaría mucho estirarla con el rodillo, tendríamos que dejarla un buen rato en un sitio templado hasta que estuviera blanda.

La sacáis y estiráis con el rodillo en una superficie enharinada no dejándola muy fina ya que se nos rompería mucho.
Para llevar la masa de la encimera al molde la enrollamos un poco en el rodillo y la dejamos caer en el molde despacio, cogemos un trozo de masa sobrante y hacemos un montoncito, con ella vamos metiendo la masa por los lados sin temor que se nos rompa mucho, después pasamos el rodillo por encima del molde y quitamos todo lo nos sobre de masa.
En un molde plano de quiché ponemos mantequilla untada y ponemos la masa dentro.
Si se rompe no hay mucho problema ya que se puede arreglar poniendo parches sobre los rotos, es por eso que se llama.... masa quebrada, porque se quiebra mucho tanto la masa como al comerla que queda muy crujiente.

Con un tenedor pinchamos toda la base de la tarta y encima ponemos un papel de horno con bastantes legumbres encima ( garbanzos, alubias) que después no se tiran, se guardan para otra ocasión. Esto se hace para que la masa al contacto con el calor si tiene peso encima no se pueda inflar y le salgan burbujas.

Metemos al horno precalentado a 180 grados arriba y abajo. Si la vamos a utilizar para después volver a meterla con un preparado, la tendremos unos... 12 minutos sin dejar que se dore, si no es así la sacamos cuando veamos que esta dorada.

Tendréis una base de tartas exquisita y muy crujiente, al morderla sera una maravilla.
Recordar no amasar si no juntar, no queremos una masa elástica, solo que los ingredientes se unan.
Espero que algún día la utilicéis, yo la preparo mucho tanto en tartas saladas como dulces y nos encanta. Gracias por estar por mi blog, un beso.
                                         ISA




No hay comentarios:

Publicar un comentario